Niños y niñas con discapacidad encerradas en jaulas de madera en un centro estatal de Grecia

 

         NIÑOS CON AUTISMO ENJAULADOS  EL PAIS      El polémico hecho sucedía en una institución estatal de Grecia: los niños eran atados a sus camas y en jaulas. Uno de los médicos dijo que las “costosas jaulas fueron construidas para protegerlos”.

Niños y adolescentes con problemas que van desde el síndrome de Down hasta el autismo estuvieron encerrados en jaulas de madera en un instituto estatal de Grecia, según informó hoy un reportaje de la BBC, que causó conmoción en el país.

 

En el reporte también se revela que, por falta de fondos, trabajan sólo seis encargados para 65 internados, a quienes les cubren solamente las necesidades básicas.

 

La BBC escribió que el instituto, ubicado en la ciudad de Lechaina, sur de Grecia, había sido visitado hace unos años por algunos voluntarios que denunciaron en su momento las condiciones en las que se encontraban los niños.

 

La denuncia se hizo a políticos locales, a la UE y a organizaciones de derechos humanos.

 

Un garante de los derechos del niño en 2010 escribió un informe lapidario, y algo “cambió” desde entonces: los pacientes ya no están atados a las camas y jaulas “se han personalizado”.

 

Pero los niños internados -muchos de ellos abandonados por sus familias- aún viven en condiciones inhumanas, día y noche en jaulas de madera, reveló la BBC.

 

En un extenso informe, la misma fuente contextualizó esa violación de los derechos más elementales en una Grecia en crisis y sin dinero, donde las instituciones públicas son abandonadas, al igual que las personas discapacitadas.

 

Los seis encargados, además de un médico que se presenta de vez en cuando, controlan la situación con cámaras que apuntan a las jaulas.
“Los niños están acostumbrados a sus jaulas”, afirmó la nueva directora del instituto, Gina Tsoukala.

 

Por su parte, un médico, George Gotis, dijo que “muchos de esos niños con discapacidades graves han vivido mucho más que su expectativa de vida media”, incluso porque las “costosas jaulas fueron construidas para protegerlos y evitar que se hagan mal”.