La UPADD celebra que Eduardo Madina incluya la discapacidad en sus compromisos con la diversidad

Logo de la UPADDFuente: www.equipomadina.es

La UPADD celebra que Eduardo Madina incluya la discapacidad en sus compromisos con la diversidad. Por primera vez, se hace una mención expresa a la discapacidad, dentro de un concepto general de diversidad y no como un apartado diferente.

A continuación, reproducimos el texto íntegro de dichos compromisos con la diversidad:

El Partido Socialista siempre ha propuesto a la ciudadanía un proyecto político de transformación social inspirado en los valores republicanos de la libertad, la igualdad, la solidaridad y la diversidad.

En nuestro horizonte siempre hemos anhelado una sociedad más justa, más decente y más inclusiva. Y, por ello, en nuestro viaje, en nuestras políticas, hemos hecho nuestra la lucha de muchos colectivos que históricamente, por distintos motivos, han estado excluidos de la vida política y social.

Al igual que la educación y la sanidad no son sólo un bello ejercicio de justicia social, que lo son, sino también un factor de desarrollo fundamental de nuestra economía; los derechos y las libertades de todos los ciudadanos y ciudadanas no sólo nos hacen ser una sociedad más decente, sino que son una de las claves del fortalecimiento de nuestra democracia.

Es inadmisible que en pleno siglo XXI la derecha pretenda seguir imponiendo su moral, recortando derechos civiles y achicando los espacios públicos y las conquistas sociales. Nuestro país, nuestra sociedad, no tienen dueño. La moral y el espacio públicos son públicos porque, precisamente, no los dirige nadie.

En un país como el nuestro, y en un mundo globalizado, hay muchos dioses y muchos colores de piel; hay distintas orientaciones sexuales y distintas identidades de género, distintos modelos de familia; hay distintas formas de sentir la identidad nacional, distintas lenguas y procedencias, distintos sentimientos de pertenencia. Todo ello, todo lo que tiene que ver con los sentimientos más íntimos de cada hombre y de cada mujer, pertenecen justamente a cada hombre y a cada mujer. Y a nadie más.

Por ello, no sólo nos comprometemos a derogar cada derecho civil que toque el PP, sino que proponemos la mayor batería de avances en derechos y libertades ciudadanas de toda la historia del Partido Socialista, para volver a situarnos a la vanguardia y ser un referente internacional.

Proponemos una democracia más amplia, en la que quepan todas las formas de entender y sentir la vida en todo aquello que corresponde al ámbito íntimo de cada hombre y cada mujer. Una democracia en la que sus instituciones funcionan y cumplen debidamente con su función de garantizar el respeto a las personas y a sus derechos, sin invadir sus vidas privadas. Una democracia que no sólo admita las diferencias, sino que también las postule y las reclame como valor.

Es necesario retomar el proyecto de Ley Integral para la Igualdad de trato y la no discriminación, que el Gobierno socialista presentó en 2011, revisado y actualizado. Igualmente, hace falta una propuesta seria, potente y coherente para una política contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia, que incluya el estudio y seguimiento del fenómeno, su prevención y, por supuesto, la sanción.

Hacemos una apuesta clara por una Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, que fomente los valores y principios democráticos desde la infancia y entre los jóvenes. Una apuesta clara, también, por una Educación Inclusiva que atienda las necesidades de todos los niños y niñas, adaptada a las características individuales, y que, por tanto, no excluya a nadie sino todo lo contrario, sea un factor de equidad y cohesión.

Somos un Partido productor de convivencia, de respeto, de autonomía, que no excluye a las minorías. Somos un Partido que se siente muy cómodo en la diversidad y la pluralidad de nuestra sociedad, sin tratar de monopolizar los sentimientos y creencias de cada individuo. Somos un Partido que apuesta por dignificar la política respetando y reconociéndose en sus ciudadanos, porque la política les pertenece a ellos.

Queremos reconocer de manera muy especial la labor que han desarrollado todo este tiempo los grupos federales constituidos en el seno del PSOE: Pueblo Gitano, grupo LGTB, Africanos y Afrodescendientes, Latinos, Rumanos, Mayores, Árabes y Movimiento Vecinal, así como el grupo de Salud Sexual y Derechos Sexuales, Drogodependencias y adicciones, VIH y Laicidad. Y nos comprometemos a seguir impulsando medidas de inclusión de la diversidad de la sociedad española en el PSOE, así como fomentar una mayor participación en la acción política del Partido a todos los niveles, de acuerdo al documento “igualdad desde la diversidad” de la pasada Conferencia Política.

Invitamos a los ciudadanos, a todos los hombres y mujeres, independientemente de su condición, género, etnia, orientación/identidad sexual, edad, discapacidad, religión/convicciones y opinión, a la participación política. Queremos atraer el talento y conectarnos con los movimientos sociales y civiles, con todo lo que late y está vivo en nuestra sociedad. Ha sido nuestra capacidad de ser permeables lo que nos ha permitido actuar como instrumento de transformación de la sociedad y alcanzar las más altas cotas de progreso que jamás ha vivido España y pretendemos volver a hacerlo.