IU Valladolid invita a acudir el 1 de marzo a la marcha de Mareas Ciudadanas

Cartel Manifestacin (1)El sábado, 1 de marzo, tendrá lugar la Marcha de las Mareas Ciudadanas de Valladolid en defensa de lo público y de los derechos civiles y sociales. En la marcha estarán presentes todos los colectivos y plataformas que están reivindicando una sociedad más justa y más humana en nuestra ciudad. IU, que participa en la mayoría de estos colectivos, te invita a participar desde el ámbito social que te resulte más cercano o simplemente acercándote a la Manifestación que partirá de la Plaza Zorrilla a las 18.00 horas.

Media hora antes de la manifestación las diferentes mareas y movimientos se darán cita para salir en columnas hacia Plaza Zorrilla, donde nos uniremos tod@s. Las citas previstas son las siguientes:

17.30 h. Marea Roja (Plaza Mayor)
17.30 h. Marea Violeta. (Plaza Mayor)
17.30 h. Marea Blanca (Consejería de Sanidad -Paseo Zorrilla, 1)
17.30 h. Marea Naranja (Plaza Colón)
17.30 h. Marea Verde (Colegio García Quintana)
17.30 h. Desahucios . (Fuente Dorada)
17.30 h. 15-M (Fuente Dorada)
17.30 h. Asamblea de apoyo a los afectad@s del 2F (Fuente Dorada)

Al finalizar la manifestación en la Plaza de Portugalete, habrá una actuación del grupo Álida y Luna Callejera (Segovia) y de Rojo Cancionero (Móstoles). Durante estas actuaciones, las diferentes mareas, a cargo de l@s directamente afectad@s por los recortes de lo público y de los derechos sociales y políticos, realizarán sus intervenciones, intercaladas con la musica combativa y animada de los grupos que nos acompañarán.

Los colectivos que organizan esta marcha han elaborado un Manifiesto que reproducimos a continuación:

Manifiesto de Marcha de Mareas Ciudadanas Valladolid, año 2014.

A lo largo de estos más de dos años de Gobierno del PP hemos podido comprobar diversas cuestiones.

Que la llamada política de recortes no tiene otra finalidad que el desmantelamiento de los servicios públicos para dejar nuevos y jugosos espacios al capitalismo salvaje y especulativo. Una vez acabado el del ladrillo, ese monstruo incontrolado e insaciable que es el capital financiero, exige la entrega de todo aquello que limita su crecimiento metastásico.

La justificación del ahorro en el gasto es una absoluta falacia, porque simplemente el dinero que se ha entregado directamente a la banca a través de diversos conceptos, cerca de 200.000 millones de euros, es una cifra muy superior a la suma de todos los recortes presupuestarios en los diversos servicios públicos.

Que la implementación de esos procesos de recortes y privatizaciones, son en sí mismos auténticos nichos para la corrupción y el enriquecimiento del sector privado, tal como se ha comprobado en varias investigaciones sobre el tema, realizadas por la administración de justicia.

Toda la política llevada adelante en estos últimos años tiene un objetivo principal cual es el de provocar un auténtico cambio de modelo en lo social, en lo económico, en lo político y en lo civil; y ello de una forma absolutamente ilegítima.

Estos años también nos han demostrado que luchando por nuestros derechos se consiguen victorias, tal como ha ocurrido recientemente en el barrio de Gamonal en Burgos o en Madrid con la paralización de las privatizaciones sanitarias.

En esa ofensiva que el Gobierno está impulsando para cambiar el modelo el social y político, ningún sector popular se queda a salvo.

Las mujeres son agredidas en su dignidad y derechos de una forma absolutamente brutal por la Ley Gallardón . L@s jóvenes por la ley Wert, cuya finalidad es el desmantelamiento del sistema publico de educación para dar paso a un sistema que refuerce la discriminación social entre ricos y clases populares. Las niñas y niños que además de estar afectados también por las contrarreformas educativas, sufren muy especialmente los recortes de las becas de comedor, de compra de libros y por supuesto de la precarización global de sus familias, hasta el punto que un informe publicado por la prestigiosa revista médica “The Lancet” considera que un 30% de nuestra infancia está en grave riesgo de pobreza y de exclusión social. Las y los mayores, así como los dependientes en general, se ven gravemente afectados por el desmantelamiento del ya de por sí poco robusto sistema de atención a la dependencia, además de la más que significativa pérdida del poder adquisitivo de las pensiones.

Las familias en general se ven afectadas por el gravísimo problema de los desahucios, que ya ha caído sobre varios centenares de miles. Se mire por donde se mire, este proceso no es sino echar a la gente a la calle, dejarla sin techo, para seguir engordando el patrimonio de esa banda criminal y sin sentimiento alguno que son en verdad las entidades financieras.

El paro que ya alcanza la cifra de seis millones de personas, una auténtica tragedia para cada una de las que lo sufren, que no solo repercute en las condiciones materiales de vida sino en todas las esferas de ésta: la social, la psicológica, la afectiva, la salud… Es un dato de sobra conocido que la mortalidad y la incidencia de diversas enfermedades aumenta de forma dramática en la población sin trabajo. Si a ello añadimos la existencia de alrededor otros cinco millones de personas que trabajan en precario podemos empezar a entender el profundísimo deterioro del mundo laboral.

El desmantelamiento de buena parte de la administración pública, perteneciendo el mayor número de empleos perdidos en el 2013 al sector público, para dar paso a fundaciones u otras fórmulas que permiten la privatización de ésta. En este sentido la reforma de la administración local no supone un recorte más sino que pone en riesgo el actual sistema de protección del Estado, eliminando las competencias en servicios sociales del Ayuntamiento. Desaparecerán más del 40% de estos servicios.

El desmantelamiento del sistema sanitario público, que siguen intentando a través de diversas vías a pesar del fortísimo rechazo social. La última en nuestra comunidad consistente en una agresión sin precedentes al sistema sanitario en el mundo rural, con un proyecto de recorte de varios cientos de profesionales, lo que supone un auténtico puntillazo a éste mundo, sumido ya de por sí en un profundo proceso de involución social, económico y demográfico.