El PSOE pide a la Junta de Castilla y León que deje de castigar con los recortes a los dependientes y a sus familias

El secretario de Autonomía Personal, Dependencia y Discapacidad del PSOE de Burgos, Víctor Villar, denunció la «insensibilidad» del Partido Popular de Castilla y León y de la consejera de Familia, Milagros Marcos, por obviar la resolución del Procurador del Común, Javier Amoedo Conde, que aconsejaba a la Administración autonómica dar marcha atrás en los recortes a las ayudas por cuidados en el entorno familiar.

Fuente: EL NORTE DE CASTILLA.

Víctor Villar Epifanio - PSOEY es que el Partido Popular demostró, a juicio de Villar, su «total desprecio» por este requerimiento cuando este miércoles votó en contra —durante el Pleno de las Cortes autonómicas— de la propuesta socialista que pedía cumplir esta resolución, según informaron desde el PSOE de Burgos en una nota de prensa.

Los socialistas recordaron que esta prestación beneficia a 2.734 personas en la provincia, lo que supone un 26,58% del total de dependientes con el derecho reconocido, según las últimas estadísticas de la Junta. Asimismo, a nivel autonómico, según los últimos datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) a 31 de diciembre de 2013, el número de receptores de esta prestación a nivel autonómico es de 23.534, un 30,16% del total de las beneficiarios de los distintos servicios del catálogo del Sistema de Atención a la Dependencia en Castilla y León.

Por todo ello, el socialista pidió a la consejera de Familia que «no intente engañar a las personas con dependencia refugiándose en una supuesta defensa de la profesionalización del servicio». «Esa afirmación, además de ser injusta para familiares que han dedicado años a sus cuidados, es falsa. El Gobierno autonómico también ha recortado en ayuda a domicilio. En definitiva, hace recaer consciente y deliberadamente la mayor parte de una merma de nada menos que 60 millones de euros sobre las espaldas de quienes se encuentran en esta situación en sus casas. Eso sin crear más plazas públicas de cuidadores profesionales, como se argumenta», lamentó Villar.

Así que el socialista exigió al Ejecutivo autonómico presidido por el burgalés Juan Vicente Herrera y a la consejera de Familia que «no utilice una legítima mayoría absoluta como parapeto ante el descontento de las familias afectadas y la oposición, y para desechar las resoluciones del Procurador del Común».