Conocer el autismo

autislmoWEBCONSULTAS.COM El autismo, que se caracteriza por una conducta estereotipada, repetitiva y restringida, y dificultades para relacionarse, se suele manifestar en los primeros años de vida y se caracteriza por:

Aislamiento social.

Dificultades para comunicarse (lenguaje, mímica…).
Patrones estereotipados de conducta, es decir, gestos o expresiones que se repiten sin variación.

No se conocen con exactitud las causas, pero es probable que tanto el factor genético como el ambiental, desempeñen un papel fundamental en el desarrollo del autismo

Se ha descubierto que existen ciertos genes que están relacionados con el autismo..

Prevalencia

Esta alteración la pueden presentar individuos de cualquier raza y cultura, y con diferentes niveles socioeconómicos. Sin embargo, la incidencia en niños es cuatro veces mayor que en niñas.

A nivel mundial se estima que 5 de cada 10.000 personas presentan autismo clásico. La prevalencia aumenta si se tiene en cuenta a los niños que tienen síntomas más leves, aumentando entonces la cantidad a 21 de cada 10.000 personas.

Síntomas del autismo en los niños

Existen diversos síntomas que pueden ayudar a saber si un niño padece autismo:

Indicadores precoces:
No balbucea ninguna palabra al año de edad.
No señala ningún objeto hasta los 12 meses.
No responde a su nombre.
No pronuncia palabras hasta los 16 meses, o frases de dos o más palabras hasta aproximadamente los dos años.
No establece un contacto visual correcto.
Alinea de manera excesiva los juguetes u otros objetos.
No sonríe ni muestra receptividad social.
Indicadores tardíos:
No tiene interés en hacer amigos.

 

 
No es capaz de comenzar o mantener una conversación.
Es poco imaginativo a la hora de jugar.
Utiliza un lenguaje repetitivo.
Tiene rutinas y cualquier intento de modificarlas le genera una gran angustia.
Muestra un apego excesivo a determinados objetos.
Diagnóstico del autismo en niños

El médico hará un cuestionario a los padres para reunir toda la información posible sobre la conducta y el desarrollo del menor. Si existen sospechas de que el niño pudiera padecer este trastorno se le someterá a una evaluación integral, en la que participan un psicólogo, un neurólogo, un psiquiatra, un terapeuta del lenguaje, y otros especialistas capacitados para diagnosticar a los niños con autismo.

Lo mejor es un diagnóstico precoz, y ya se dispone de medios para detectar este trastorno antes de los 24 meses de edad.

Tratamiento del autismo en la infancia

Una intervención a tiempo, apropiada e intensiva, mejorará el pronóstico de los menores con autismo. Actualmente, existen diferentes programas educativos y de comportamiento para tratar al niño autista, que incluyen actividades constructivas y ayudas visuales que resultan útiles.

Terapia conductual: consiste en el entrenamiento de comportamientos empleando la psicología conductista; se estimulan las actuaciones deseables, y se limitan los indeseables. Tanto los padres como los educadores deben ser adiestrados previamente para poder realizar esta terapia con los niños.
Programa de educación especial: orientado a favorecer el desarrollo del lenguaje comunicativo y la interacción con otras personas. Las escuelas a las que acuda el menor deben tener material adecuado y personal cualificado para ayudar al niño a desarrollar el lenguaje y facilitar su integración social,